Jueves 4 Junio 2020

Agenda Infosegovia.com

Año Mes Semana Hoy Categorías Buscar

1º aniversario del Diablillo del Acueducto. Actividades día 23 de enero

Jueves, 23 Enero 2020 8:00 - Jueves, 23 Enero 2020

 

Primer aniversario del Diablillo del Acueducto 

 

 

diablillo

 

El próximo jueves 23 de enero con motivo del 1ª aniversario de la colocación de la estatua del Diablillo del Acueducto, Turismo de Segovia ha programado una visita guiada gratuita a las 19.00 horas.
 
El paseo, que comienza en el Desarenador de San Gabriel, finalizará en la Plaza de Avendaño, donde tendrá lugar un espectáculo sorpresa a las 20.30 horas.
 
Se requiere inscripción previa en la Central de Reservas (Centro de Recepción de Visitantes, Azoguejo, núm.1) para quienes están interesados en la visita guiada. El aforo no está limitado en la Plaza de Avendaño.
 
El Acueducto de Segovia, obra extraordinaria Patrimonio de la Humanidad, ha prestado servicio a la ciudad hasta fechas recientes y a través de los siglos, apenas ha sufrido modificaciones. Sus 167 arcos de piedra están construidos  por sillares unidos sin argamasa mediante un ingenioso equilibrio de fuerzas. Con sus 16.220 metros de longitud, 28’10 metros de altura, y casi 2000 años de vida, es posiblemente el Acueducto más espectacular y mejor conservado de todos los que hubo en el imperio romano, aunque la leyenda segoviana dice que su auténtico constructor fue el diablo.
 
Hoy, la escultura del Diablillo del Acueducto recuerda esta hermosa leyenda, invitándonos a fotografiarnos con él y su obra inacabada, puesto que la leyenda cuenta que le faltó por colocar una piedra.
 
La polémica inicial por su colocación provocó un aluvión de titulares dentro y fuera de España, que supusieron una publicidad extraordinaria y sin precedentes para la ciudad. Hoy la figura del Diablillo del Acueducto es inseparable del perfil de la ciudad y del recuerdo de numerosos viajeros que la visitan para fotografiarse junto a ella.
 
La escultura pretende popularizar la leyenda que forma parte del patrimonio emocional de los segovianos y que es poco conocida entre los visitantes de la ciudad; pero además, la elección de su ubicación tenía un doble propósito: invitar a los turistas y visitantes a conocer otra parte de la ciudad menos transitada, como es el barrio de los Caballeros, y descongestionar el tránsito peatonal de la calle Real.
 
Turismo de Segovia ha reforzado esta iniciativa y desde el año pasado la visita Patrimonio de la Humanidad realiza parte de su recorrido por el barrio de los Caballeros, partiendo del Acueducto hacia la calle de San Juan y visitando el Diablillo.
 
Además, ha generado nuevos productos turísticos que inciden en promocionar la zona norte de la ciudad, como es la visita Del Diablillo a la Catedral.
 
La colocación de la escultura fue posible gracias a la donación de la escultura realizada por el artista, José Antonio Abella, y a la firma de un convenio entre el Ayuntamiento y el empresario segoviano José Luis Herrero para la fundición y colocación del Diablillo de la calle San Juan.
 
La escultura fue concebida para formar parte de la ciudad como un detalle más que enriquezca su imagen, tal como ocurre en otras ciudades europeas como en Copenhague con la Sirenita, en Bruselas con el Manneken Pis y o en Lübeck con el simpático Teufel (demonio).
 
La escultura representa a un diablillo que sentado sobre el muro de la calle San Juan, en la parte más alta de esta vía, usando unas tenazas sujeta el sillar de granito que completaría la obra.
 
En la escultura del constructor del Acueducto, el diablo no se presenta como un protagonista siniestro, sino como un simpático personaje que resulta engañado por las circunstancias y el ingenio de los habitantes de la ciudad. Su representación escultórica se aleja de las visiones aterradoras de la iconografía medieval. Es un diablo sonriente y rechoncho, muy alejado de un siniestro demonio con el que asustar a los niños.
 

Además, José Antonio Abella añadió un elemento de actualidad, un teléfono móvil con el que el propio diablo se está haciendo una fotografía frente a su obra, el Acueducto. Una invitación sin palabras a que los turistas hagan lo mismo junto al diablillo y un guiño que permite al escultor, al visitante y al segoviano dejar constancia de su cariño hacia la ciudad de Segovia, ya que en la cara visible del teléfono móvil figura la inscripción

 

Información: http://segovia.es/index.php/mod.noticias/mem.detalle/id.7958/relcategoria.2412

 

 

 

Volver